Just another WordPress.com weblog

MUJERES DESTACADAS

“Yo Cyniska, descendiente de los reyes de Esparta, coloco esta piedra para recordar la carrera que gané con mis rápidos pies, siendo la única mujer de toda Grecia en ganar”

Gladiadoras griegas armadas. Siglo I a.c.

Esta frase según Pausanias, historiador y geógrafo Griego, esculpida en la base de un monumento de Olimpia, es una evidencia sobre la exclusión de las mujeres de la práctica deportiva en la antigua Grecia, de la misma manera como lo eran de casi toda la vida pública. (Susan J. Bandy, Doctora en Filosofía Universidad de Semmelweis, Budapest – Revista Olímpica Abril-Mayo 1999)

En Grecia subsiste el recuerdo de mujeres deportistas que participaban en juegos públicos. A este respecto comenta VIÑUALES, pg. 50: “La creencia, muy extendida, de que en la civilización griega prevalecía la guerra y los deportes masculinos es, en parte, un error proyectado al pasado desde nuestro propio mundo.”

Un ejemplo se ilustra en el relieve de mármol del siglo I. Aunque curiosamente en ciertas regiones ciertas conductas evidencian la permanencia de costumbres matriarcales. En referencia de ANTONIO BLANCO (1986, 23): “La mujer doria gozaba de una libertad de movimientos incluso para hacer deporte completamente desnuda, que escandalizaba a los demás griegos“.
A la época pregriega pertenece la Tespíada/Diosa (Beocia) Hipodromea adorada en su Templo Hipodromión, dio nombre al mes Hipodromios / julio-agosto “Mes de Carreras de Caballos” y al lugar para la carrera de équidos: Hipódromos. Y las varias Heroínas llamadas Hipodamía “Domadora de Équidos” (Damia “Domadora” e hippos = équido, yegua), profesión típica femenina entonces, que participaban en carreras de carros de équidos y las Deidamias. Entre ellas:

Hipodamía, princesa Deificada, que instituyó los juegos en Olimpia de Elis, incluidos en las fiestas “Heraeas” en honor de la Diosa Hera Olimpia en los que las jóvenes disputaban premios en carreras. Ella fue la primera que alcanzó un premio en carreras a pie (en otra versión suponen que la primera vencedora fue Cloris). Las vencedoras alcanzaban corona (= cons. Corona Boreal o Austral). De los nombres de las Diosas Niké (nico) y Nemea deriva el de los vencedores de los juegos: nemeonicos (a los cuales se les daba corona de apio) y otros se llamaban hierónices / hierónicos (de hieros = sagrado y Niké = Victoria).

En Olimpia tenía un Santuario llamado Hipodamión, en el que se celebraban fiestas “Hipodamias”. Otra Hipodamia, era hija del Rey de Elida Oemen/Enomao, que fingiendo buscar un esposo para ella, propuso concurso de carro de équidos (¿1 de febrero, matutina Pegaso) y los perdedores morían. Al fin alcanzó la victoria y su mano Pelops/ Pélope (día de Labrado, cuando había más bodas), al que aportó como dote una colina de La Elida [el mito es paralelo al de Atalanta: ambas princesas de un reino cuyo trono se heredaba por vía matrilineal y el trono lo ocupaba el esposo: son por tanto “Dadoras de Soberanía” en la época de transición al patriarcado].

En el caso de Pelops/Pélope, alcanzó la victoria y su mano al competir en la carrera con Enomao y fraudulentamente estropearle el carro. Después se casó con Hipodamia, dio su nombre al Peloponeso. Y para perdonar su traición y el asesinato de su suegro, se dice que instituyó los juegos olímpicos en honor de Zeus (oído en TV española el 1 de agosto de 2004). En realidad en principio los juegos olímpicos “Olimpíadas” se celebraban en Olimpia, La Élida cada cuatro años en honor de la Diosa HERA OLIMPIA en la primera Luna llena tras el solsticio de verano del 21de junio.

Formaban parte de las fiestas “Heraeas” instituidas por Hippodamia, y eran presididas por las Sacerdotisas Olimpíadas. Lo que evidencia que Pelops sustituyó “machistamente” los juegos instituidos por la princesa Hipodamía y celebrados en honor de la Diosa Hera Olimpia, por los juegos en honor de Zeus.
En principio en las “Olimpíadas” participaban las jóvenes, pero con el tiempo adquirieron un carácter totalmente machista. A los espectáculos las mujeres casadas no podían ni siquiera asistir, ya que de hacerlo se las castigaba con la ¡pena de muerte!. Aunque aún la Sacerdotisa Elea de la Diosa Demeter, tenía derecho a ocupar un lugar de honor.

Y todavía mujeres solteras podían entrar y salir libremente de los espectáculos y podían participar en carreras y aspirar a los premios. Se sabe que en el año 464 a.C. la espartana Cynisca disputó el premio de la carrera en Olimpia conduciendo un carro de cuatro équidos y lo ganó. Y curiosamente fue Atalanta de La Arcadia la que se convirtió en “una atleta”, palabra que deriva de su nombre, la que dio nombre a todos los practicantes de ejercicios “atléticos”.

En el año 2000 y en la versión XXVII de los Juegos Olímpicos Modernos en Sydney se cumpleron 100 años de la primera participación femenina en los juegos de la II Olimpíada de 1900.

Las mujeres empezaron a competir en pruebas de Golf y de Tenis en 1900 en París; en 1904 en San Luis se añadió el / Tiro con Arco. Las mujeres también participaron en las regatas de vela y Patinaje Artístico en los Juegos de 1908.

La jugadora de tenis británica, Charlotte Cooper (foto), fue la primera mujer en obtener el primer puesto en una Olimpiada moderna (ganar una medalla de oro, hablando simbólicamente pues no se premiaba aún con medallas en aquellos Juegos).

¿Por qué el creador de los Juegos Olímpicos Modernos no permitía la participación de las mujeres en la Competencia? ¿Acaso pretendía él “protegerlas”? O sería su formación sexista o como dice Yves Boulonne en la página 25 de la revista Olímpica de Febrero-Marzo de 2000 al referirse a que es el hogar el espacio del cual la mujer no debe alejarse so pena de que su moral sufra las consecuencias; el hombre le reconoce deberes más que derechos: “Es la ley de la casa, esa fue la imagen dominante de la madre que Coubertin recibió durante su educación escolar, y ésa fue también la imagen de la mujer que le presentó la ciencia francesa de la época”.

Cabe preguntarse por Coubertin, su época, su clase, su educación y sobre todo su vasto conocimiento del pueblo griego, lo que muy seguramente lo influyeron para mantener su posición discriminatoria. A manera de inventario podría también preguntarse ¿qué papel social jugaba la mujer en el mundo en 1800?

Coubertin, muy a su pesar ve cómo la mujer empieza a participar en los Juegos Olímpicos de 1900 en número no superior a 24 y en cinco deportes. En los Juegos de la XXVII Olimpíada en Sydney, las mujeres competieron en 25 de los 28 deportes incluidos en el programa. El 38% de los 10.382 atletas inscritos, fueron mujeres.

En toda la historia de los juegos Olímpicos Modernos (de 1900 a 1996) de Verano el porcentaje de participación femenina es de 17,55% (13.988), sobre un total de 79.702 hombres, mientras que en los Juegos de Invierno (de 1908 a 1998) es de 21,85% (2.908) sobre un total de 13.310

https://i1.wp.com/img.vitonica.com/2008/04/atleta.jpg

Nacida el 14 de noviembre de 1954 en Birmingham, Condoleezza Rice se graduó como Bachiller cum laude en Ciencias Políticas y Phi Beta Kappa, de la Universidad de Denver en 1974 y obtuvo el grado de Master de la Universidad de Notre Dame en 1975. En 1981 obtuvo el Ph.D. de la Escuela de Estudios Internacionales para Graduados de la Universidad de Denver. Es Miembro de la American Academy of Arts and Sciences. En 1994 el Morehouse College de la Universidad de Alabama le confirió el grado de Doctora Honoraria y recibió igual honor de la Universidad de Notre Dame en el año 1995. Reside en Washington, D.C.

Fue miembro de los comités directivos de diversas entidades como la Corporación Chevron, Charles Schwab Corporation, William & Flora Hewlett Foundation, la Universidad de Notre Dame, el Consejo de Asesoría Internacional de J.P. Morgan y el Consejo de Gobernadores de la Sinfonía de San Francisco. Fue miembro fundador del Centro por una Nueva Generación, fondo de apoyo a la educación dirigido a escuelas de Palo Alto/Este y Menlo Park/Este, en California, y Vicepresidente del Club de Jóvenes de Península. Adicionalmente, la señora Rice ha sido miembro de los directorios de organizaciones como Transamerica Corporation, Hewlett Packard, Carnegie Corporation, Carnegie Endowment for International Peace, la Rand Corporation, The National Council for Soviet and East European Studies, The Mid-Peninsula Urban Coalition y KQED, empresa pública de radiodifusión de San Francisco.

Desde 1989 hasta marzo de 1991, período marcado por la reunificación alemana y el final de la Unión Soviética, brindó sus servicios a la Administración Bush, primero como Directora y luego como Directora de Alto Nivel del Consejo Nacional de Seguridad para Asuntos Soviéticos y de Europa Oriental. También fue Asistente Especial del Presidente para Asuntos de Seguridad Nacional. En 1986, mientras era becaria de asuntos internacionales del Consejo de Relaciones Exteriores, trabajó en la planificación de la estrategia nuclear como Asistente Especial del Director del Estado Mayor Conjunto. En el año 1997 fue miembro del Comité Federal de Asesoría en temas de Género –Programa Integrado de Capacitación de las Fuerzas Armadas.

En Stanford ha sido miembro del Centro Internacional de Seguridad y Control de Armas, Investigadora Senior del Instituto de Estudios Internacionales y Miembro Honorario de Hoover Institution. Sus libros incluyen “Germany Unified and Europe Transformed” (1995) con Philip Zelikow, “The Gorbachev Era” (1986) con Alexander Dallin, y “Uncertain Allegiance: The Soviet Union and the Czecholovac Army” (1984). Asimismo, ha escrito numerosos artículos sobre la política exterior y de defensa de Europa Oriental y se ha realizado presentaciones públicas en temas diversos que varían desde “La Residencia del Embajador de los Estados Unidos en Moscú” y el “Club de la Comunidad de Naciones”, hasta las “Convenciones Nacionales Republicanas de 1992 y el 2000”.

Como catedrática de ciencias políticas, la señorita Rice ha sido miembro de la facultad de Stanford desde 1981 y se ha hecho acreedora de los más distinguidos reconocimientos –el Premio Walter J. Gores de 1984 por Excelencia en la Enseñanza y el Premio de la Escuela de Humanidades y Ciencias Dean, por Enseñanza Distinguida.

En el mes de junio de 1999, Condoleezza Rice concluyó seis años de labor como directora de la Universidad de Stanford, período durante el cual se desempeñó como jefa de presupuesto y funcionaria académica. En el ejercicio de sus funciones, Rice fue responsable de un presupuesto anual de $1,5 mil millones y del programa académico integrado por 1.400 miembros de la facultad y 14.000 estudiantes.

Fue nombrada Asistente del Presidente para Asuntos de Seguridad Nacional, cargo conocido bajo el nombre de Asesor de Seguridad Nacional, el 22 de enero de 2001.

https://i0.wp.com/www.topnews.in/files/Condoleezza-Rice_2.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s